logo-hogares-de-envejecientes-puerto-rico

(787) 244-6551

La edad dorada en un ambiente diferente; la experiencia de una familia en una comunidad de Insignia en Puerto Rico.

Los Puertorriqueños nos sentimos muy arraigados a nuestras familias. Es por esto, que mantener a nuestros padres en casa es una costumbre muy prevalente que resulta del gran amor y respeto que sentimos por ellos. Sin embargo, en ocasiones la vida nos obliga a buscar otras soluciones como cuando nuestros padres necesitan más cuidados de los que podemos proporcionarles en casa. Esto es lo que le ocurrió a María, cuya madre necesitaba mudarse a una comunidad para adultos mayores.

Maria es la hija de una residente que se mudó a una de las comunidades de adultos mayores de Insignia. En esta entrevista, ella nos cuenta cómo logró navegar estos sentimientos y costumbres que caracterizan como puertorriqueños para asegurar el bienestar de su mamá y sobre qué realmente piensa de esta comunidad.

P: ¿Qué les motivó a mudar a su madre a una de las comunidades de Insignia Senior Living?

R: Mi madre es originaria de Ponce, pero lleva muchos años viviendo en San Juan. Siempre ha sido una mujer muy independiente, así que cuando comenzó a tener algunos problemas de salud, le fue difícil aceptar que necesitaba ayuda. Recuerdo que pensé en todos los años que había vivido en su propia casa y en lo apegada que estaba a ella. Sin embargo, a medida que mi madre envejecía me di cuenta de que necesitaba más ayuda y cuidados de los que podía recibir en casa. Por eso mi hermana y yo decidimos buscar un lugar donde pudiera recibir los servicios necesarios y también sentirse como en casa.

Después de visitar varias comunidades, nos decidimos por Insignia Senior Living porque ofrecía la mejor combinación de servicios, ubicación y precio. Nos impresionó mucho la comunidad y lo limpia y bien cuidada que estaba. Pero lo más importante es que nos dimos cuenta de que el personal realmente se preocupaban por los residentes y hacían todo lo posible para que se sintieran como en casa. Fue entonces cuando supimos que este era el lugar adecuado para Mamá.

P: ¿Cómo ha sido la experiencia de su familiar en Insignia?

R: Mi Mamá ha dado un cambio radical. De estar triste y hasta brava con la vida por su condición, ahora hace actividades con personas de su edad organizadas por una líder recreativa dedicada a fomentar el bienestar de los residentes. ¡Ahora está feliz! Le gusta porque está todo el día entretenida. Antes, en su casa, se pasaba el día sentada viendo televisión y no tenia quien la ayude con sus tareas diarias. Ahora, Mamá vive mejor y tiene actividades grupales e individuales diarias, en adición a que me siento tranquila que gracias al programa emblemático de Insignia de manejo de medicamentos, le están siendo entregadas sus medicinas de manera efectiva y puntual para su bienestar. Ademas, la comunidad tiene un salón de belleza, así que puede ir a que le arreglen el pelo una vez a la semana, lo que la hace sentir muy bien. En Insignia se respira tranquilidad, armonía y felicidad. Para mi Mamá es muy positiva esta nueva etapa en su vida, no sólo porque tiene amigas nuevas, sino porque está bien cuidada y vive en un entorno seguro y amigable.

P: ¿Cuál ha sido el mayor beneficio que ha visto desde que su familiar se mudó a Insignia?

R: Mi Mamá tiene paz y nosotros como Familia también. Sabemos que está en buenas manos y que recibirá los mejores cuidados posibles. Además, poder verla feliz nos da mucha satisfacción.

P: ¿Cómo describiría la hospitalidad y calidad de asistencia que le proveen a su ser querido en Insignia?

R: No hay palabras para describir esto. Calidad y hospitalidad de primera, la consienten, la cuidan y la quieren. Yo diría que la miman demasiado. Insignia no es un asilo de ancianos ni un hogar de envejecientes como tradicionalmente los conocemos los puertorriqueños, es una comunidad creada para que sus residentes vivan un segundo aire mientras sus hijos se sienten tranquilos sabiendo que están en un lugar seguro y bien atendidos.

P: ¿Cómo describiría el programa de actividades? ¿Cuál es la que más su ser querido ha disfrutado?

R: Es demasiado bueno. Todos los días tienen actividades. Desde salidas y eventos programados hasta actividades diarias en grupo, siempre hay algo que hacer. Juegan cartas, bingo, hacen espectáculos, tienen salidas y celebran ¡TODO! Lo más importante es que mediante estas actividades la mantienen con la mente ocupada y una sonrisa constante. A mi mamá le encanta el dominó y bingo. ¡Hasta ha ganado varias competencias! Y ni hablar de las comidas. Yo quiero ir a almorzar allí todos los días. El Chef es de primera. ¡En realidad todos formamos parte de esta comunidad, residentes y familiares!

P: ¿Qué efecto ha tenido en su vida familiar el que su ser querido viva en Insignia?

R: Tenemos Mucha PAZ y Tranquilidad. Sabemos que ella está bien cuidada y que la podemos visitar cuando queramos. Ella vive en un Hotel 5 estrellas con cuidados de la más alta calidad en Puerto Rico y compañía de otras personas que tienen el mismo interés de vivir la mejor vida posible. Gracias a Insignia, ahora todos estamos más felices y tranquilos.

P: ¿Qué le diría a un adulto mayor o familiar de un adulto mayor que este considerando vivir en Insignia?

R: Que no lo dude. Es la mejor decisión que hemos tomado.

P: ¿Tiene algún otro comentario?

R: Lo más difícil de esto, es que no sabes si la decisión es la correcta. Al principio tuve muchas dudas, pero luego, al verla feliz, ver que su estado de ánimo ha cambiado para bien, que podemos visitarla cuando queramos, que tiene calidad de vida, que la cuidan, que le dan sus medicinas a tiempo, que llevan los controles con las medicinas, la presión y todo lo que involucra su salud, me doy cuenta de que es la mejor decisión que pudimos tomar. En Puerto Rico sentimos que al mudar a nuestros familiares a una comunidad de adultos mayores abandonamos a nuestros seres queridos, la cultura Puertorriqueña no está acostumbrada a estos sitios, pero poco a poco debemos ir cambiando esta mentalidad. No hay mejor decisión que brindarle a nuestros seres queridos calidad de vida en los muchos o pocos años que le queden de vida. No me alcanzará la vida para agradecerle a todo el personal de Insignia por querer y cuidar a mi Mamá.

adultos-mayores-puerto-rico

Si su familia está confrontando una situación similar a la de la familia de Maria, les sería de gran ayuda ponerse en contacto con una experta que pueda adiestrarlos en el tema de cuidado de adultos mayores. Krystal García está lista para ayudarle a encontrar donde mejor puede vivir su ser querido. Puede comunicarse con ella al 787-244-6551 o visitar la página web de Insignia en insigniapremier.com para más información. Lo ideal es que este lugar le permita disfrutar de todas las comodidades, cuidados y amenidades que nuestros adultos mayores merecen.

"Mi Mamá tiene paz y nosotros como Familia también."

María
¿Desea recibir más información acerca de Insignia?